¡El ruido dividió a Daitsu!